viernes, 9 de octubre de 2009

Callenge Barcelona-Maresme: 2ª Parte

El sábado habíamos quedado a las 9:30 para hacer una salida con la bici, en plan muy relajados y con el fin de comprobar que todo estaba en su sitio, y asegurarse que la bici rodara bien.
En principio quedamos Segio, Ximo, Tony, Mica y yo.
A los pocos kilómetros de la salida Sergio sufre un pinchanzo. Esta muy chulo cruzarte con un montón de triatletas que al igual que tú, están por el cirucito rodando.
Nos llaman Alí y Jorge que salen desde su hotel y se encontrarán con nosotros. Comentamos un poco como es el cirucuito, yo ya lo conocía del Half, para mi es un circuito que te incita a ir rápido, porque en las bajadas la bicicleta coge mucha velocida que luego te permite mantener una velocidad alta y luego cuando viene un repecho con la velocidad que vienes lo subes bastante bien.
Comentamos que después de lo que cayó la semana pasada con las lluvias y demás que estamos teniendo mucha suerte del día que ha salido y esperamos que siga así, el agua también estaba muy planita.
Llegamos al hotel, nos cambiamos duchamos y almorzmos un poco y nos dirijimos a la reunión técnica. Allí ya se empieza a ver el ambientazo que va a tener esta prueba. Mas o menos tenemos todo claro, son ya muchos dias pendientes de la página web mirando todo lo referente con la prueba.


Se acaba la prueba y nos bajamos un rato a la expo a dar una vuelta por allí y comprarnos alguna cosa. Yo aproveché para comprarme una bomba que me hacía falta.


De allí nos dirijimos a comer cerca del hotel porque algunos teníamos que dejar la bicicleta y las bagas de 14:30, con lo que después de comer me voy a coger la bici y poner las cosas en la bolsa de bici y correr para llevarlo al box.



A mi son los momentos que mas nervioso me ponen, me inquieta mucho pensar que he dejado todo a su sitio y que no me va a dejar nada. Me dedico a estudiar en que pasillo estará mi bici, tomando como referencia las farolas del campo de fútbo que hacía de box, impresionante la de bicicletas que hay. Luego lo mismo en el bag area. Parece que está todo listo.


Nos volvemos al hotel y ya me pongo a descansar si llegar a cerrar los ojos. Jordi y yo nos ponemos a recordar viejos tiempos y así pasa la tarde.
A las 20:30 habíamos quedado para cenar, queriamos cenar pronto y así irnos lo antes posible a la cama. Cenando llegan Manu, Sandrita y Marta que me hace mucha ilusión saber que va estar al día siguiente animándonos. Acabamos de cenar.
Ya en el hotel arreglando un poquito las cosas para el gran día, de vez en cuando, se te hace ese nudo en la garganta de pensar que lo que tanto has luchado este año esta ya muy cerca de venir.